Monumento a Pablo Sarasate   3 comments

Monumento a Pablo Sarasate

Obra de Eduardo Carretero y Cándido Ayestarán realizada en 1959 en bronce y piedra

Monumento a Pablo Sarasate situada en el parque de la Media Luna

Datos técnicos:
Figura: 220 cm
Altorrelieve en piedra:  248 x 175 cm
Temática: Homenaje (Músicos)
Instalación (inauguración): 26 de abril de 1959
Ubicación: Parque de la Media Luna

La estatua en bronce muestra a Pablo Sarasate en pie, de cuerpo entero, elegantemente ataviado y en pose solemne. El violinista pamplonés aparece representado en edad intermedia coincidiendo con la plenitud de su carrera, con su característico bigote y abundante cabellera que casi le cubre las cejas; sujeta con su mano izquierda el violín, en tanto que porta en la derecha el arco que apoya en el suelo.

La imagen se inscribe en una estructura arquitectónica de piedra de la que forman parte tres columnas y un bloque compacto que acoge en su reverso un altorrelieve inciso con dos figuras alegóricas: una de ellas aparece sentada, tocando la lira, en tanto que la otras se muestra de pie, ataviada con cota de malla, con un rollo en su mano derecha, y espada y cadenas en su izquierda.

En la cara frontal del bloque se lee la dedicatoria: «Pamplona a Sarasate».

Monumento homenaje a Pablo SarasateCriterios artísticos

Es el granadino Eduardo Carretero un artista que, desde su aprendizaje en el campo de la escultura, practica todas las gamas de su oficio, abordando también la arquitectura y la pintura. Ninguna técnica ni material le resultan ajenos a su producción, en la que emplea un lenguaje figurativo entendido a la manera tradicional, si bien ha sabido prestar igualmente atención prioritaria al juego de volúmenes, supeditando las descripción formal a la importancia intrínseca de los valores tridimensionales con algunos esquematismos buscados y cierta tendencia a la geometrización.

Buena prueba de su versatilidad en materia escultórica la constituye el monumento a Pablo Sarasate, que evidencia así mismo la capacidad del artista para captar la personalidad del personaje retratado.

La estatua está fundida en bronce, y se ajusta con fidelidad dentro de un estilo clásico a la iconografía característica del violinista pamplonés, al que dota de verismo y casi vida en su gesto natural con el violín.

Sin embargo, en los relieves en piedra de la parte posterior del conjunto monumental, el escultor granadino se muestra más rotundo, avanzando hacia una obra de carácter expresionista de renovado vigor.

Contexto histórico

El 5 de julio de 1950, en el transcurso de la ceremonia de inauguración del monumento a Julián Gayarre en los jardines de la Taconera, el alcalde de Pamplona Joaquín Gortari anunciaba la sustitución del monumento levantado en honor a Pablo Sarasate en 1918 por «por otro que emplazado en el sitio adecuado responda plenamente a la categoría de la población y a los merecimientos de don Pablo». A la iniciativa municipal se sumaron de inmediato diversas entidades musicales y culturales que, al compararlo con el recién inaugurado al tenor roncalés, consideraban demasiado modesto el monumento dedicado a Sarasate y deseaban uno de mayor entidad.

Haciéndose eco de tal petición, en 1952 el escultor navarro Áureo Rebolé concibió un proyecto con una altura superior a los once metros, en el que destacaba un obelisco rematado por una imagen alegórica de la Gloria sosteniendo el escudo de Pamplona; flanqueaban el obelisco a ambos lados cuatro columnas, y en el centro se disponía la figura de cuerpo entero de Pablo Sarasate, vestido con frac y portando el violín en su mano derecha.

Monumento homenaje a Pablo Sarasate

Aunque finalmente el proyecto de Rebolé no se llevó a la práctica, la idea de levantar un monumento en honor del insigne violinista permaneció firme en los años siguientes. Con tal fin fue creada una Comisión Pro-Monumento presidida por José Moreno Luzuriaga y con presidencia honoraria de Félix Huarte, encargada de recaudar fondos mediante suscripción popular, a la que contribuyó generosamente el Consistorio de la ciudad. El coste del monumento ascendió a 855.344 pesetas.

Monumento homenaje a Pablo SarasatePamplona rendía así un nuevo homenaje a uno de sus hijos más preclaros, Pablo Sarasate, nacido en la capital navarra el 10 de marzo de 1844. Niño precoz, desde su infancia mostró una extraordinaria disposición, de manera que debutó a los siete años de edad en La Coruña. Estudió en Santiago de Compostela, Pontevedra y Madrid, para trasladarse en 1856 y gracias a una beca para ampliar estudios concedida por la Reina Isabel II a París, en cuyo Conservatorio ingresó bajo la tutela de Delfín Alard.

En 1857 obtiene el Premio de Violín del Conservatorio de París, y dos años más tarde iniciará su brillante carrera de concertista que le llevó a triunfar por toda Europa y América, siendo considerado, junto a Paganini, como el mejor concertista de su instrumento.

Pablo Sarasate falleció en Biarritz el 20 de septiembre de 1908, a consecuencia de una angina de pecho, a los 64 años de edad.

El autor del proyecto fue el arquitecto Cándido Ayestarán, en tanto que la ejecución corrió a cargo de la empresa Huarte y Cía. La estatua en bronce del violinista pamplonés y los relieves alegóricos de la parte posterior del monumento se deben al escultor granadino Eduardo Carretero, muy vinculado por aquel entonces a la capital navarra a través de la figura de Félix Huarte, quien le había encomendado la decoración escultórica de la Parroquia de San Francisco Javier proyectada por el arquitecto pamplonés Miguel Gortari.

Tras una completa velada musical celebrada en el Teatro Gayarre el día anterior, su inauguración tuvo lugar el domingo 26 de abril de 1959, en el marco de una jornada festiva en la que se sucedieron dianas, salida de la Comparsa de Gigantes y Cabezudos, y desfile del Ayuntamiento en Corporación desde la Casa Consistoria, hasta la Catedral, donde se ofició una misa solemne por Pablo Sarasate.

Concluida la función religiosa, autoridades y público se trasladaron hasta la Media Luna, ubicación que se consideró idónea para el monumento por tratarse de un parque público muy concurrido y cercano a la zona urbana que hasta ese momento carecía de esculturas con las que contribuir a su ornamentación.

Monumento homenaje a Pablo Sarasate, Pamplona

Al discurso de entrega del monumento al Ayuntamiento, pronunciado por José Moreno Luzuriaga, siguieron las palabras de agradecimiento del alcalde pamplonés, Miguel Javier Urmeneta. Un festival folklórico cerró el acto matinal, que tuvo su continuación por la noche en la plaza del Castillo, con la interpretación de una retreta militar a cargo de la Banda de Música del Regimiento de Infantería, y una sesión de bailables con la banda dirigida por el maestro José Cervantes.


Textos de José Javier Azanza López
Extraído de: “Guía de Escultura Urbana de Pamplona”, Ed. Ayuntamiento de Pamplona, 2009

Anuncios

Publicado mayo 13, 2012 por Rufino en II Ensanche y Media Luna

Etiquetado con , , ,

3 Respuestas a “Monumento a Pablo Sarasate

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Pingback: Pablo Sarasate « Navarros Ilustres

  2. Pingback: Parque de la Media Luna « Pamplona calle a calle

  3. Pingback: Pamplona – Monumento a Sarasate [794] « RLasaosa's FotoBlog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: